EL PELLET.

 

 ¿Qué es el pellet?

El pellet son pequeños cilindros hechos de madera residual, serrines y virutas prensados sin ningún tipo de aditivo ni aglomerante, provenientes de la agricultura, residuos industriales y/o municipales. Su nivel de humedad es muy bajo y requieren de muy poco espacio de almacenamiento. Para producir la misma cantidad de calor, 2 kg de pellets equivalen a 1 litro de gasoil.

 

¿Para qué sirven los pellets?

Los pellets pueden ser tanto una fuente de producción de energía térmica como de energía eléctrica. Pero por lo general, son mucho más eficientes para producir calor gracias a su elevado poder calorífico (pueden llegar a los 4,9kWh/Kg).

 

¿Qué ventajas tienen los pellets frente a otros combustibles?

La ventaja fundamental es que usar pellet en vez de un combustible fósil ( gasoil, gas ) o de electricidad supone un ahorro mínimo del 50% en el consumo de su instalación. Además el precio del pellets es estable y no se verá afectado por el aumento progresivo del precio que sufrirán los combustibles derivados del petróleo o el gas.

Es un combustible ecológico.

Es un combustible de nuestro país. Al tratarse de reutilización de materia agrícola, esta puede provenir de la misma región donde está la estufa, fomentando la economía local

No presentan riesgo de explosión.

No son volátiles.

No producen olores.

No presentan tampoco ningún riesgo para la salud en caso de fuga o vertido.

Para producir el mismo calor, el pellet almacenado ocupa unas tres veces menos en volumen que la leña.

Se utilizan residuos de otras actividades y esto favorece la canalización de los excedentes agrícolas.

 

¿Porqué pellet y no otros combustibles de biomasa?

El pellet es un producto controlado y certificado que tiene que presentar unas características de calidad que aseguran al consumidor que el uso en su instalación no producirá desperfectos en la misma. Las certificaciones mas utilizadas son ENPLUS y DINPLUS. Los fabricantes de estufas y calderas usan esos parámetros específicos de calidad para realizar sus productos, fabrican sus artículos para pellet certificado. De hecho, la garantía que ofrecen al comprar uno de sus productos indica que solo es efectiva si se utiliza un combustible certificado.

Otros productos de biomasa, como pueden ser la astilla, la cascara de almendra, el hueso de aceituna, etc, no tienen reglamentación conforme a su calidad. Los fabricantes no pueden seguir unos parámetros establecidos para fabricar estufas especificas para la quema de esos combustibles debido a la diversidad de calidades y, por tanto, no ofrecen garantías si el consumidor opta por quemarlos en su instalación. Así, un consumidor puede comprar, por ejemplo, hueso de aceituna de distintas calidades sin conocer que eso es así y sin establecer los parámetros adecuados en su instalación de calefacción para que esta funcione correctamente con el riesgo de rotura de la misma.

 

¿Durante cuánto tiempo se pueden guardar los pellets?

Siempre que se guarden en un lugar seco, no tienen límite de tiempo de almacenamiento.

 

 

Volver